Páginas vistas en total

viernes, 26 de agosto de 2011

Ferias y fiestas

Este año también he tenido la desgracia de hacer coincidir mi estancia veraniega en mi pueblecito jienense con sus fiestas mayores, que son un coñazo. Estos son días (en concreto, noches) de señores con camisa nueva y parienta del brazo, de niños cargantes y engreídos repeinados por la abuela, y de niñas encursiladas (sic) hasta la extenuación, con sus vestiditos azules y rosas, sus lacitos y todo eso. A estas criaturas hay que sumar la tribu de adolescentes dispuesta a darle a la botella y a lo que se quedó pendiente el año anterior. Vamos, que el santo pueblo invade las calles convertidas en extensas terrazas al aire libre y ocupa hasta la última mesa disponible o, incluso, sin disponer, siempre que por  allí cerca se sirva cerveza. Cuatro días son cuatro días, y hay que presumir de novio, de vestido, y de virgo recién perdido.
Como detesto por una cuestión de principios las aglomeraciones de seres vivos salvo en las aves migratorias, dedico esos días a ocupaciones domésticas y, si es posible, placenteras, y planifico mis salidas a lugares selectos, como la terraza de la única pizzería que existe en el pueblo. Y en horario estratégico: de diez a doce de la noche. Intervalo en el que uno puede decir cosas en el tono conveniente a una prudencial distancia de un oído y escuchar a quien corresponda. Entretanto, mis congéneres pueden elegir dentro del vasto programa de feria la contemplación del tercer equipo de unos bailarines georgianos (bolo apasionante), antes de que alguna orquesta de nombre exótico  reproduzca un año más las mejores piezas universales de la historia de la música y que nunca deben faltar en un baile de verbena que se precie.
Pero como soy un hombre de gustos sencillos, suelo hojear  el programa en busca de eventos culturales. Ni una mala exposición de pintura. No vaya a ser que un exceso de cultura nos vuelva exquisitos e inaguantables. La Sala de Exposiciones que depende, supongo, de la Concejalía de Cultura ha acogido un par de muestras en un año. Hay que dosificarse. En cambio, eso sí, el programa ofrece un par de obras de teatro que, para mi mala suerte, no me motivan. Gurruchaga y Charo López en sendas homilías con pretensiones filosóficas que recogen todos los clichés de la pijoizquierda socialista, y una obrita ligera, de esas en las que se pueda reír el niño y el abuelito al mismo tiempo.
Lo mejor del programa es, en mi modesta opinión, el “saluda” del concejal de la cosa. Una auténtica joya de la literatura en clave de humor, donde la utilización del genérico masculino debe ser un pecado abominable y opta, ya saben, por esa letanía feministoide (otra vez sic) y cursi de pealeños y pealeñas, etc… Y el tío, además, es capaz de insertar una coma cada tres palabras. Impresionante.
El pueblo se llama Peal de Becerro. Pero, por Dios, no vengan en feria. Es insufrible.
JAQ

sábado, 18 de junio de 2011

La insoportable inanidad del nacionalismo

Si la tropa que nos gobierna no hubiera agotado desde hace un tiempo inmemorial su capacidad para sorprenderme, la afirmación de no sé qué consejero del gobierno catalán propugnando la ingesta de vino del priorato y denostando, por exclusión, el de Rioja me habría dejado sumido en la incredulidad. Pero los conozco bien y me consta que su capacidad para decir estupideces es ilimitada. Así que a estas alturas de la vida, esos padres de la patria, barretina calada con aroma de alcanfor y cuenta corriente en Suiza, solo me producen una cierta hilaridad. Del nacionalismo, por definición paleto, miope y acomplejado, no puede esperarse más de lo que esperaba Unamuno de algunos gobiernos de La República: estupidez, estupidez y estupidez.
Si el señor consejero de la cosa estuviese dispuesto a seguir el ejemplo de su prédica –cosa altamente improbable, créanme-, tendría que eliminar tantos alimentos de su dieta –en absoluto equilibrada, créanme también- que tal vez le llevarían a valorar si la vida merecería seguir viviéndola. Su exaltación patriótica le llevaría a comprobar que tendría serias dificultades hasta para conseguir los ingredientes básicos para una razonable paella exclusivamente catalana. Los arrozales del Delta, triste realidad, no producen tanto grano para tanto capullo. Habría que racionarlo (el arroz, no los capullos, que está visto que no corren peligro de extinción entre la casta política del nacionalismo) o comprar el que falta de Extremo Oriente (que es lo que en realidad se hace). Y el jamón de Guijuelo ni probarlo. Eso es cerdo español. Pero supongo que se puede sobrevivir con unos tragos de priorato y un buen espetec de Vic. Aunque yo, está claro, no pienso comprobarlo.
JAQ

jueves, 9 de junio de 2011

Esos tiernos políticos

Una de las primeras cosas que me toca hacer cuando regreso a mi casa pealeña, limpieza al margen, es revisar el correo, que por lo general consiste en comunicaciones inútiles y completamente prescindibles. En esta ocasión, como acaban de terminar unas elecciones, entre ese fajo de papel pasto de reciclaje me topo con la propaganda de un sujeto que dice estimarme y me envía un abrazo. En medio de tanta efusividad y sorprendente cariño hay dos párrafos en los que las comas están más desubicadas que Zapatero ante realidad. Y como me jode que un fulano al que no conozco de nada pretenda hacerme creer que me quiere y encima me tutee sin haber sido presentados decido, en venganza, leerme con detenimiento su empalagosa y embustera comunicación.
El sujeto, que parece tener una gran habilidad para torturar a la vez  semántica y sintaxis, comienza por ofrecerme una opinión no solicitada y una aclaración que no necesito, pero que a él debe de parecerle la hostia. En la tercera línea intuyo que, o bien no terminó el bachillerato o tuvo problemas con la LOGSE (o tiene unos redactores de tercera división), porque sostiene refiriéndose a las elecciones municipales  que “… se tratan de la elección del hombre o de la mujer y de la lista que le acompaña”. Una pena que no me aclare quién es la lista y quién es la tonta, porque aunque a toro pasado me habría gustado saberlo. ¿Y por qué una compañía lista y no un acompañante listo? ¿Por discriminación positiva? ¿Tan tontos son sus candidatos que necesitan a una lista para ayudarles a gobernar? ¿Y por qué no eliminan a sus candidatos y solo presentan a la lista? Estas y otras incógnitas supongo que se quedarán sin resolver. Pero cuando ya me parto la caja de la risa es cuando me habla de capacitación. ¡Él! Si Aído, Pajín o Sinde, con su evidente capacitación son ministras de su cuerda, no quiero pensar en el nivel que hay por debajo. Y digo pensar y no ver porque verlo, lo veo. En el segundo párrafo el hombre ya se desata y me insufla ánimos. Él no sabe, claro, lo animoso que he ido a votar, y me pide que si lo considero acertado –que no lo he considerado, como saben- vote al PSOE.
 Lo demás es desparpajo y surrealismo. O interpreten ustedes la afirmación de que los gobiernos socialistas son garantía de prosperidad. Con un par. Y  Paco, que así se llama mi comunicante, se despide haciéndome saber que aspira a ser presidente de la corporación provincial. No me cabe duda de que Paco ascenderá hasta su máximo nivel de incompetencia.
Sin embargo, después de todo, me intrigan varias cosas. Si Paco no es mi vecino (lo he preguntado y en mi calle no vive), a pesar de tratarme incorrectamente entonces como tal, ni me conoce porque nunca nos hemos visto, ¿cómo sabe mi nombre, mis dos apellidos y mi dirección? ¿Por qué figuro en la base de datos de un partido al que yo no le he facilitado información alguna? Lo pienso y no considero probable que desde el Ayuntamiento de Peal hayan puesto a disposición del PSOE el censo electoral haciendo un uso indebido del mismo e infringiendo hipotéticamente la ley de protección de datos. Esos tiernos políticos nunca harían semejante cosa. Si me estiman y me envían abrazos… Así que ya averiguaré cómo ha sucedido.
JAQ

sábado, 14 de mayo de 2011

Capitanes intrépidos

Reconozco que en esto de la política me he vuelto un escéptico irreductible. He navegado por sus mares el tiempo suficiente para comprobar cómo las mejores ideas y las mejores intenciones naufragan o embarrancan, o son asaltadas al abordaje por la ambición y la codicia reduciéndolas a la penosa condición de peroratas etílicas con las que narcotizar a una marinería aparentemente imbécil. Conceptos como la res pública o el bien común carecen de sentido entre nuestra clase política, dedicada al saqueo y al nepotismo desde la más solemne desvergüenza. Admito que habrá excepciones, pero no creo que sean muchas.
Por eso siempre siento una simpatía instintiva cuando un grupo de valientes grumetes sueltan amarras y se lanzan al proceloso océano de la política, las manos y las almas sin encallecer aún. Así veo yo desde mi malecón (yo nunca más volveré a saltar a cubierta) a Felipe Moreno y a su UPyD pealeña: como a unos capitanes intrépidos que han tenido el santo coraje -por no expresarlo de una forma más tabernaria- de proclamar que las cosas pueden hacerse de otra manera, limpia y transparente, que no va a haber bucaneros que los detengan por más que los amenacen, y que el pueblo al que pertenecen es de todos y no la propiedad de casta parasitaria alguna. Y como esta resolución o atrevimiento tiene un valor moral enorme les deseo una buena travesía. Yo, que ya soy un marinero en tierra albertiano, voy a tomarme a su salud tres traguitos de ron. También voy a votarles, qué coño.
JAQ 

miércoles, 4 de mayo de 2011

Ediciones Rubeo selecciona 20 relatos

Ediciones Rubeo selecciona 20 relatos para su publicación en formato e-book, dentro de su colección Torremocha.
Tema: libre.
Extensión máxima: entre 5 y 15 folios (orientativos)
La editorial distribuirá entre los seleccionados el 5% del PVP sin IVA en concepto de derechos de autor.
Por supuesto, originales e inéditos.
Al final de cada trabajo figurarán todos los datos del autor, correo electrónico  y su dirección postal.
Asunto: selección 20 relatos.

Blog de la editorial:
http//:www.edicionesrubeo.blogspot.com

domingo, 1 de mayo de 2011

Libros electrónicos

Este es el mejor portal de libros electrónicos. Y dejo a vuesas mercedes dos enlaces de dos libros que a buen seguro satisfarán sus ratos de ocio.
http://www.todoebook.com/UVAS-DE-OTONO-JUAN-SEDENO-PEREZ-EDICIONES-RUBEO-LibroEbook-9788493868628.html

http://www.todoebook.com/EL-EXPEDIENTE-KARNAK-GERMAN-FERNANDEZ-EDICIONES-RUBEO-LibroEbook-9788493868611.html

Uvas de Otoño. Una novela romántica.


Victoria Frapolli es una escritora que, en el ocaso de su vida y a punto de citarse con la muerte, decide recapitular sobre su existencia escribiendo su última obra. En ella narrará sus vivencias personales trazando un recorrido que va desde su infancia hasta el preciso instante en que golpea las teclas de su máquina de escribir. Tras un encuentro casual, en el que conoce al que pronto se convertirá en su marido, se verá empujada a un mundo habitado por el cariño y por las dudas. Más tarde, la guerra la arrastrará a una huida que la llevará hasta los confines de la tierra, donde conocerá la melancolía, la soledad, el amor, la pasión, la traición y el desengaño. El ansiado sueño del regreso al hogar se transformará en la angustia de la persecución, el dolor y la pérdida. Al final, tan sólo le quedará la resignada aceptación de las consecuencias de cuanto ha hecho. Una mujer que ante los avatares de la vida optará por ser una verdadera superviviente y no una víctima.
La encontraréis en:

Sin miedo a nada

Theodor Juskowiack nos cuenta toda su vida, desde su adolescencia, en la que tuvo que abandonar su país natal para emigrar a una Alemania todavía próspera, pero que en poco tiempo sería tomada por el régimen nazi, hasta sus últimos días de vida. Theodor se enfrentará al sistema, sentirá en su propia piel el odio, el temor, la angustia de sentirse impotente ante las absurdas ideas del régimen nazi. Pero, al mismo tiempo, conocerá la fuerza de la amistad y el amor. Todo ello lo conducirá a un mundo de emociones y sentimientos totalmente desconocidos hasta entonces para él, hasta que finalmente será hecho preso por las SS...
Sin miedo a nada es un ejemplo de supervivencia para cuando a nada le encuentras sentido y una lucha constante hacia la libertad.

viernes, 29 de abril de 2011

Destino

He aquí que un poeta se ha acercado por estos lares.

DESTINO
(Del libro “Sonetos”)


Sé que me aguarda un huerto y un calvario
-Mi dios me abandonó, no me abandona-
Mundo, prepara espinas y corona,
Y una cruz, y unos clavos y un sudario.


Sé que me encuentro aquí como emisario
De algo nuevo: lo encarno en mi persona;
Y he de pagar porque jamás perdona
La piedra ciega al fuego visionario.


No me aceptáis, lo sé, porque me niego
A jugar con vosotros ese juego
En que toda verdad se hace impostura.


Yo sé que preferís mentira y farsa;
No me tendréis de histrión ni de comparsa,
Pero os pido perdón por mi amargura.

Antonio Romero Márquez

El ahorcado y otros cuentos fantásticos

Un enigmático personaje firma este escrito.

De Bierce a Wilde: vuelve el género fantástico.
Por Clay G. Robinson

Junto a los grandes maestros del género fantástico, Ediciones Rubeo, en una propuesta arriesgada y original, abre las puertas de la publicación a nuevos autores con este libro ciertamente recomendable. Así, junto a Bierce, Gógol o Lovecraft, aparecen en este volumen los escritores españoles Germán Fernández (autor de la novela El expediente Karnak), que nos deleita
aquí con su relato titulado “El monstruo”: una fábula no exenta de ternura sobre el origen de la Humanidad; Francisco Martínez Hoyos, cuyo trabajo “La eterna juventud” contiene una mordacidad
irreverente que lleva en ocasiones hasta la hilaridad y está cercano al
género negro, con unos personajes patéticamente chejovianos; Raquel Morán, que nos sumerge en una especie de dejà vu con su relato “Cambio de sentido en la autopista”. Un cuento estructurado desde parámetros muy similares a los utilizados por Bierce en “El ahorcado” y del cuál toma el nombre este libro. Y por último, José Luis Pérez Fuillerat, quien nos hace una
propuesta metaliteraria que tiene como escenario el parque de la ciudad española de Málaga.
Relatos, todos ellos, muy originales y reconfortantes, y que vienen a demostrar que no existen buenos o malos géneros literarios, sino buenos o malos escritores. Los autores seleccionados
en esta compilación de cuentos fantásticos son, desde luego, notables escritores.
Van a permitirme la recomendación de su lectura y que, por motivos obvios, no haga mayores referencias a Poe o a Irving, dos de los grandes clásicos que cierran esta sugestiva y acertadísima
publicación.

Los españoles iban de gris

He aquí una novela que a buen seguro habrá de proporcionarles insano esparcimiento. Si deciden leerla, allá vuesas mercedes con su conciencia.
JAQ

Diego de Tudela, antiguo soldado, cínico y descreído, es un español converso al Islam que regenta un prostíbulo en el Estambul de finales del siglo XVI. Su vida discurre apacible entre su negocio y sus libros.
Pero un día entrará en escena una mujer a la que conoció en una época lejana, y todo saltará por los aires.
Una aventura épica, mordaz e irreverente, que rinde homenaje al género negro.
"Francisco Martínez Hoyos hace gala de un envidiable dominio de la técnica literaria, con una prosa ágil y desenfadada, sembrada de ingeniosas referencias históricas, literarias, musicales, cinematográficas...
Los españoles iban de gris es un gran fresco histórico, una aventura heroica, una historia de amor, pero, sobre todo, es una novela divertidísima."
Germán Fernández (escritor. Autor de

El expediente Karnak)

A guisa de bienvenida

Sean vuesas mercedes bienvenidas a esta ínsula. Hagan un alto en su caminar, acomódense y lean, si ello les place, lo que aquí habrá de contarse. Luego sigan su camino en paz.