Páginas vistas en total

miércoles, 16 de mayo de 2012


Convocatoria de microrelatos

Ediciones Rubeo promueve la siguiente convocatoria de microrelatos, que se ajustará a las siguientes bases:

-Selección de 100 microrelatos para la edición de un libro.

-Los textos (sin incluir el título) tendrán una extensión mínima de 170 caracteres y un máximo de 200. Tema libre.

-Solo se admitirá un trabajo por autor. Originales e inéditos.

-El plazo de admisión de originales se cierra el 31 de julio.

-Las obras se remitirán en formato Word al correo electrónico edicionesrubeo@yahoo.es indicando en el asunto “convocatoria de microrelatos”. A pie del texto figurarán el nombre o seudónimo y los datos postales del autor, así como su e-mail y su nº de teléfono.

-Podrán participar autores españoles o extranjeros residentes en España.

-Los trabajos quedarán en propiedad de sus respectivos autores. Ediciones Rubeo solo utilizará los textos para la edición del mencionado volumen.

-Los autores podrán adquirir los ejemplares que deseen (no existe obligación de compra) al precio de 6€. Se remitirán al domicilio que el autor señale dentro del territorio nacional sin ningún tipo de gasto adicional.

lunes, 7 de mayo de 2012

En
Heroínas incómodas se reflexiona sobre la pluralidad de experiencias femeninas

durante el proceso de independencia de Hispanoamérica de la

monarquía española: las mujeres lucharon con las armas en la mano, fueron

espías, propagandistas, rabonas... Unas pertenecían a las clases altas y conspiraban

en los salones. Otras procedían del pueblo bajo, con problemáticas

propias como la esclavitud de las negras o la discriminación racial de las

indígenas. Todas asumieron un protagonismo inédito en un mundo efervescente.

Sin embargo, conseguida la libertad, fueron relegadas nuevamente

al espacio doméstico.

jueves, 19 de enero de 2012

Poemas de un tiempo a esta parte

Poemas de un tiempo a esta parte

Cuando un día se nos anuncia, no damos crédito. Pero aún nos sorprende más que la revelación provenga de su boca, que conocemos de antiguo y que tal vez hemos besado solo hace unas horas, cuando el timbre de su voz o sus besos perezosos de la mañana no presagiaban (aunque ya ocultaban y omitían) la comunicación posterior de su sentencia o condena. Pero ese estupor, que nos paraliza cuando la noticia no es esperada ni sospechada, ni imaginada, ni fabulada en lo íntimo siquiera, deja paso enseguida a un dolor desconocido y absoluto, y por ello temible, que nos intimida hasta el extremo y que todo lo inunda y anega en un momento, desarbolándonos y creyendo entonces que moriremos ahogados en él, sin saber que nos queda aún mucho olvido por delante.

Es a menudo mucho tiempo más tarde, una vez hemos sido desplazados o expulsados de su vida y hemos consolidado en nuestra cotidianidad el café en solitario y sabemos ya que cada mañana carece de palabras (‘Hasta luego’, ‘Ten cuidado’, ‘Coge el paraguas’), cuando descubrimos, como el personaje de Faulkner, que hemos elegido la pena a la nada, rendida ya la esperanza, si es que ingenuamente quisimos conservarla (una parte de ella, al menos) con la heroicidad de lo inútil. El tiempo, ya no nos sorprende, sigue avanzando.

Los recuerdos son tormentas que nos agitan y abisman el alma y nos mantienen en vela durante las noches. Y buscamos sosiego o un leve refugio en los libros de poemas que hemos trasladado con nosotros hasta una lejanía física, en un estéril ejercicio por recomponer nuestras vidas, que continúan a nuestro pesar. Cobran entonces los versos una dimensión reveladora (Todo en ti fue naufragio): Nuestras vidas ya se han plasmado antes por palabras de otros. Esas vidas nuestras, grises, opacas, inadvertidas, se resumen en un puñado de poemas escritos de un tiempo a esta parte.
José Antonio Quesada
Publicado en el poemario "De un tiempo a esta parte", de Mª Jesús Campos. Ed. Rubeo

miércoles, 4 de enero de 2012

Reflexiones de un profesor cordobés

Mirad lo que ha escrito un profesor de la Universidad de Córdoba... "Estoy harto. Tan harto que ya no sé si decirlo, escribirlo, gritarlo, o ponerlo con hache intercalada. Harto de que a los andaluces se nos etiquete de vagos, sin criterio, apesebrados, subsidiados o incultos. Harto de que se nos asocie únicamente con el flamenco, la juerga, los toros y el vino. ... Harto de Loperas y musho-beti,......... de cuentachistes, de famosillos de tercera división, de Malayas y ...de Faletes. Harto de ver en las series de televisión los papeles de criada analfabeta o tontito con acento andaluz (¿y ningún presentador de informativo con nuestro acento?). Harto de ver programas de zapping con el patético programa de Juan y Medio mofándose de nuestros ancianos en busca de pareja, dando la imagen de personajes grotescos. Harto de nuestra imagen de sociedad subsidiada, cateta y sin criterio. Cansado de que se menosprecie nuestro acento. Harto de ver andaluces que únicamente triunfan en el programa de Patricia, Gran Hermano y similares. Harto de Jesulín, de Pozi, de Pantojas y Jurados. Harto del risitas, de Romerías del Rocío y Feria de Abril. Harto de la duquesa de Alba (a la que hicieron hija predilecta de esta tierra, tócate los pirindolos) de su hija, de sus hijos, de su yerno y sus trajes de flamenca. Y ahora de su boda. Harto de toreros que se lían con fulanas, del botijo y la pandereta. Harto, cansado, hastiado, aburrido me tienen Ojalá alguna vez los medios se acuerden de los millones de andaluces que se levantan cada mañana para levantar esto, o de nuestros padres y abuelos que emigraron hace décadas a Suiza, Cataluña y País Vasco para trabajar donde nadie quería. Ojalá quien habla de nuestra incultura se acuerde de Séneca, Maimónides, Averroes, Góngora, Bécquer, Alexandre, Lorca, Juan Ramón Jiménez, Machado, Falla, Zambrano, Picasso, Velázquez, Murillo, Alberti, Blas Infante, Carlos Cano, Gala, Luis Rojas Marcos, Sabina… Ojalá se acuerden de que hablamos con acento andaluz abogados, marineros, médicos, albañiles, arquitectos, investigadores de alto nivel, camareros, taxistas, prostitutas, jueces, enfermeras, empresarios, policías, obreros, agricultores; se acuerden de millones de personas que se parten los cuernos cada día, desde Ayamonte hasta el Cabo de Gata, millones de andaluces que siguen haciendo Andalucía más allá de Despeñaperros… Ojalá este post lo leyera mucha, mucha gente. Ojalá diera la vuelta al mundo, aunque me temo que se quedará perdido en el inmenso océano de internet. También podría suceder que este post se expandiera por la red, que los andaluces lo enlazaran a través de facebook, tuenti o twitter, que se difundiera por email y llegara todos los rincones del mundo, eso ya lo dejo en tus manos. Un abrazo. Saludos Prof. Juan José Ruiz Departamento de Química Física y Termodinámica Aplicada Universidad de Córdoba Edificio Marie Curie